Carta a toda la Arquidiócesis - Recibimiento a Mons. Fenoy PDF Imprimir E-mail

Bookmark and Share

Santa Fe de la Vera Cruz, 22 de abril del año del Señor 2018.-

 

A los Sacerdotes, Diáconos, Religiosas y Religiosos,
Laicos, Instituciones Educativas,
Asociaciones y Movimientos Apostólicos de la
Arquidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz

-----------------------------------------------------------


Queridos Hermanos:
Ante la designación de Mons. SERGIO FENOY como Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, quiero llegar a ustedes para manifestar mi gratitud a Dios por estos 15 años de servicio pastoral, en mi amada Iglesia santafesina. Junto a este sentimiento, que es de reconocimiento a la obra de Dios entre nosotros, aprovecho para manifestarles mi gratitud y afecto, como así también reiterarles las palabras que les dijera en la homilía de mi última Misa Crismal: “Consciente de mis límites, como de no haber respondido siempre a las necesidades y expectativas que han tenido y esperado de mí, solo me queda pedir perdón y encomendarme a la caridad y oraciones de ustedes. Todo es gracia”.

Es mi deseo en esta carta darle una cálida bienvenida a mi hermano obispo Mons. SERGIO FENOY a quién Dios, a través del ministerio del Santo Padre, lo ha llamado a presidir como Pastor de nuestra Arquidiócesis. Es un momento significativo teológica y eclesialmente, que nos habla de la sucesión apostólica en la historia de nuestra Iglesia. Los invito, por ello, a prepararnos en la oración y disponibilidad espiritual, para darle nuestro recibimiento y renovar nuestro compromiso de continuar trabajando en la obra de Nuestro Señor Jesucristo. Vivamos con espíritu de fe y de gozosa esperanza este acontecimiento que nos involucra y que hace a nuestra vida de fe y camino eclesial.

Les comunico, oficialmente, que Mons. SERGIO FENOY tomará posesión de su nueva misión como Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz el próximo 9 de Junio a las 17 hs., en la Basílica de “Nuestra Señora de Guadalupe”. Dada la importancia de este hecho y la necesaria participación de todo el presbiterio, se suprimen las misas vespertinas. Quiero destacar que la elección del lugar fue un pedido que él me hiciera y que mucho valoro. El deseo de comenzar su ministerio episcopal en Guadalupe es asumir la historia de nuestra Iglesia que la ha marcado y nos habla de nuestras raíces, dándonos una referencia mariana de comunión eclesial.

Queridos hermanos, en estas palabras de despedida deseo agradecerles su cercanía y colaboración en este tiempo vivido con ustedes al servicio del pueblo de Dios. Lo valoro como un camino providencial en mi vida. Concluyo recordándoles mi lema episcopal tomado de san Juan: “Padre que ellos sean uno, como nosotros somos uno…para que el mundo crea” (Jn. 17, 21). La comunión que es expresión de nuestra fe, se convierte en principio y signo de una Iglesia misionera. Que el Señor los acompañe y María Santísima, Nuestra Señora de Guadalupe, los proteja con su amor de Madre. Con mi afecto y bendición.

Mons. JOSÉ MARÍA ARANCEDO
Administrador Apostólico de Santa Fe de la Vera Cruz

Última actualización el Martes, 24 de Abril de 2018 13:03